TEMARIOS










TEMARIO ESPECÍFICO CIENCIAS SOCIALES Y DEL TRABAJO. CSF JUNTA DE ANDALUCÍA. TEMA 2: EL SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO EN ANDALUCÍA


TEMA 2: EL SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO EN ANDALUCÍA
CIENCIAS SOCIALES Y DEL TRABAJO
JUNTA DE ANDALUCÍA


 

I. ORGANIZACIÓN, ESTRUCTURA Y FUNCIONES.

 

De acuerdo al artículo 149.7 de la CE, el Estado tiene competencias exclusivas de legislación laboral sin perjuicio de su ejecución por los órganos de las Comunidades Autónomas.

 

La Comunidad Autónoma de Andalucía tiene asignadas competencias de ejecución de la legislación del Estado en materia laboral y, asimismo, le corresponde la competencia exclusiva sobre fomento y planificación de la actividad económica en Andalucía, Artículo 63. Empleo, relaciones laborales y seguridad social.

 

1. Corresponden a la Comunidad Autónoma, en el marco de la legislación del Estado, las competencias ejecutivas en materia de empleo y relaciones laborales, que incluyen en todo caso:
1.º Las políticas activas de empleo, que comprenderán la formación de los demandantes de empleo y de los trabajadores en activo, así como la gestión de las subvenciones correspondientes; la intermediación laboral y el fomento del empleo.
2.º Las cualificaciones profesionales en Andalucía.
3.º Los procedimientos de regulación de ocupación y de actuación administrativa en materia de traslados colectivos entre centros de trabajo situados en Andalucía.
4.º La Prevención de Riesgos Laborales y la Seguridad en el Trabajo.5.º La determinación de los servicios mínimos de las huelgas que tengan lugar en Andalucía.
6.º Los instrumentos de conciliación, mediación y arbitraje laborales.
7.º La potestad sancionadora de las infracciones del orden social en el ámbito de sus competencias.
8.º El control de legalidad y, si procede, el registro posterior de los convenios colectivos de trabajo en el ámbito territorial de Andalucía.
9.º La elaboración del calendario de días festivos en el ámbito de la Comunidad Autónoma.
2. Corresponde a la Junta de Andalucía la competencia ejecutiva sobre la función pública inspectora en todo lo previsto en el apartado anterior. A tal efecto, los funcionarios de los cuerpos que realicen dicha función dependerán orgánica y funcionalmente de la Junta de Andalucía. A través de los mecanismos de cooperación previstos en el presente Estatuto se establecerán las fórmulas de garantía del ejercicio eficaz de la función inspectora en el ámbito social, ejerciéndose las competencias del Estado y de la Junta de Andalucía de forma coordinada, conforme a los Planes de actuación que se determinen a través de los indicados mecanismos.
3. En materia de Seguridad Social, corresponden a la Comunidad Autónoma las competencias ejecutivas que se determinen en aplicación de la legislación estatal, incluida la gestión de su régimen económico, con pleno respeto al principio de unidad de caja.

Real Decreto Legislativo 3/2015,de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Empleo.


 

CAPÍTULO III. LOS SERVICIOS PÚBLICOS DE EMPLEO DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS.
Artículo 19. Concepto y competencias.
1. Se entiende por servicio público de empleo de las comunidades autónomas los órganos o entidades de las mismas a los que dichas administraciones encomienden, en sus respectivos ámbitos territoriales, el ejercicio de las funciones necesarias para la gestión de la intermediación laboral, según lo establecido en los artículos del 31 al 35, ambos inclusive, y de las políticas activas de empleo, a las que se refieren los artículos del 36 al 40, ambos inclusive.
2. Los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas diseñarán y establecerán, en el ejercicio de sus competencias, las medidas necesarias para determinar las actuaciones de las entidades que colaboren con ellos en la ejecución y desarrollo de las políticas activas de empleo y la gestión de la intermediación laboral.
3. Los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas participarán en la elaboración de la Estrategia Española de Activación para el Empleo y de los Planes Anuales de Política de Empleo.
4. Las comunidades autónomas en ejercicio de sus competencias de ejecución de las políticas de activación para el empleo, podrán elaborar sus propios Planes de Política de Empleo, de acuerdo con los objetivos de los Planes Anuales de Política de Empleo y en coherencia con las orientaciones y objetivos de la Estrategia Española de Activación para el Empleo.
Artículo 20. Organización.
Los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas, en función de su capacidad de autoorganización, se dotarán de los órganos de dirección y estructura para prestación del servicio al ciudadano.
Dichos servicios públicos de empleo contarán con la participación de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas en los órganos de representación de carácter consultivo, en la forma en que se prevea por las comunidades autónomas, teniendo dicha participación carácter tripartito y paritario.
Artículo 25. Financiación autonómica de las políticas activas de empleo.
Las políticas activas de empleo desarrolladas en las comunidades autónomas cuya financiación no corresponda al Servicio Público de Empleo Estatal o, en su caso, las complementarias de las del Servicio Público de Empleo Estatal, se financiarán, en su caso, con las correspondientes partidas que los presupuestos de la comunidad autónoma establezcan, así como con la participación en los fondos procedentes de la Unión Europea.
Disposición final tercera. Convenios de colaboración entre el Servicio Público de Empleo Estatal y los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas para la financiación de gastos compartidos, correspondientes a la gestión estatal de prestaciones por desempleo que no impliquen la ampliación del coste efectivo traspasado a las comunidades autónomas.
De conformidad con los principios propugnados en esta ley sobre cooperación y colaboración entre los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas y el Servicio Público de Empleo Estatal, el Servicio Público de Empleo Estatal financiará, con cargo a su presupuesto, los gastos compartidos que eventualmente puedan producirse en la red de oficinas de empleo de titularidad traspasada a las comunidades autónomas, imputables a la prestación de servicios del personal gestor de las prestaciones por desempleo.
La financiación de dichos gastos, que tendrá carácter ocasional, no implicará la ampliación del coste efectivo de los medios traspasados a las comunidades autónomas de la competencia de la gestión realizada por el Instituto Nacional de Empleo en el ámbito del trabajo, el empleo y la formación, articulándose a través de convenios de colaboración, en los que se determinará la aportación económica del Servicio Público de Empleo Estatal correspondiente a los gastos compartidos, derivados de la gestión de las prestaciones por desempleo en el ámbito territorial de las comunidades autónomas.

 

La publicación del Real Decreto 467/2003, de 25 de abril (BOE num. 103, de 30 de abril de 2003) sobre traspaso a la Comunidad Autónoma de Andalucía de la gestión realizada por el Instituto Nacional de Empleo, funciones, medios y servicios traspasados a la Consejería competente, en concreto la Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico.

 

 

LOS SERVICIOS PÚBLICOS DE EMPLEO EN ANDALUCIA

 

Correspondiendo al Servicio Andaluz de Empleo el ejercicio de las funciones traspasadas a la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de política de empleo, según lo dispuesto en el Decreto-ley 4/2013, de 2 de abril, por el que se modifica la Ley 4/2002, de 16 de diciembre, de creación del Servicio Andaluz de Empleo.

 

Artículo único. Modificación de la Ley 4/2002, de 16 de diciembre, de creación del Servicio Andaluz de Empleo.


SU ESTRUCTURA


El Decreto de la Presidenta 12/2015, de 17 de junio, de la Vicepresidencia y sobre reestructuración de Consejerías estipula que, en base a la reestructuración de las distintas Consejerías, el Servicio Andaluz de Empleo queda adscrito a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio.
Con carácter previo, se publica el Decreto 69/213, de 2 de julio, por el que se modifica el Decreto 149/2012, de 5 de junio, por el que se regula la estructura orgánica de la entonces Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, y los Estatutos del Servicio Andaluz de Empleo, aprobados mediante Decreto 96/2011, de 19 de abril. Con posterioridad, mediante Decreto-Ley 9/2014 de 15 de julio por el que se aprueba el Programa Emple@30+, se modifican diversos artículos de la Ley de creación del Servicio Andaluz de Empleo, fijando la presidencia de este organismo en la persona titular de la Viceconsejería competente en materia de empleo.
De este modo, el Servicio Andaluz de Empleo bajo la Presidencia de la persona titular de la viceconsejería, se estructura para el ejercicio de sus competencias en los siguientes órganos directivos centrales:
·         Dirección-Gerencia, que será ejercida por la persona titular de la Secretaría General de Empleo.
·        Secretaría General.


SU NATURALEZA JURÍDICA


Desde principios de 2011, y a raíz de la aprobación de la Ley 1/2011, de 17 de febrero, de reordenación del sector público de Andalucía, el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) vio modificada su naturaleza jurídica y pasó a configurarse como agencia de régimen especial de las previstas en el artículo 54.2.c) de la Ley 9/2007, de 22 de octubre de la Administración de la Junta de Andalucía. Como consecuencia de ello, se publicó el Decreto 96/2011, de 19 de abril, por el que se aprobaron los Estatutos del Servicio Andaluz de Empleo.

 

SUS COMPETENCIAS


A la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio se le atribuyen la coordinación y el impulso de las políticas activas de empleo y de intermediación laboral en base al artículo 3 de la Ley 4/2002, de 16 de diciembre, de creación del Servicio Andaluz de Empleo. Además, el Decreto de la Presidenta 12/2015, de 17 de junio, de la Vicepresidencia y sobre reestructuración de Consejerías, establece que corresponden a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio las competencias que venían asignadas con anterioridad a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, en materia de Formación Profesional para el Empleo. De este modo, asume:

1.     La intermediación laboral, mediante la orientación de la demanda y la dinamización de la oferta de empleo, facilitando el ajuste entre empleadores y demandantes de empleo.
2.     El fomento del empleo y de su calidad y estabilidad.
3.     La promoción y el desarrollo del empleo local, atendiendo a las necesidades específicas de cada territorio y en coordinación con las Administraciones Locales, así como el seguimiento del Programa de Fomento del Empleo Agrario.
4.     La ejecución y coordinación de las acciones derivadas de la Estrategia Europea por el Empleo en la Comunidad Autónoma de Andalucía, así como la participación en los programas e iniciativas comunitarias relativas a materias que son competencia de esta Consejería.
5.     La prospección del mercado de trabajo y la difusión de información sobre el mercado laboral.
6.     La ejecución, como competencias propias, de las acciones formativas que en el ámbito de la formación profesional para el empleo se determinen, conforme a la planificación de la oferta formativa que efectúe la Consejería competente en materia de formación profesional para el empleo. A tales fines, gestionará, como competencias propias, los centros de formación para el empleo que se determinen por parte de la Consejería competente en formación profesional para el empleo.
7.     Cuantas otras funciones le sean atribuidas, para su ejercicio como competencias propias, por cualquier norma o acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía o aquéllas que, en un futuro, pudieran ser transferidas a la Junta de Andalucía en materia de política de empleo.

LAS ÁREAS TERRITORIALES DE EMPLEO


Con el fin de ofrecer una respuesta más eficaz a las necesidades del territorio y gracias a una mayor participación, cercanía y agilidad, el Servicio Andaluz de Empleo moderniza su estructura y organización. La personalización de servicios, la gestión integrada de los instrumentos y la cooperación con otros agentes del mercado de trabajo permiten un mejor aprovechamiento de los programas de políticas activas de empleo.

Este planteamiento que viene a fortalecer el principio de la gobernanza en el ámbito de la política de empleo, implica una mayor participación y cercanía tanto para la elaboración de mejores políticas, como para una aplicación más eficaz de las mismas.

En definitiva, cualquier actuación diseñada por los poderes públicos en el ámbito que nos ocupa ha de definirse pensando en el territorio, evidenciando el binomio empleo-territorio.

La experiencia acumulada en la puesta en marcha y desarrollo de los diversos programas de políticas activas, que favorecen la empleabilidad de las personas demandantes de empleo, sus iniciativas para el empleo por cuenta propia o que incentivan la contratación por parte de las empresas empleadoras, permite afrontar el diseño de este modelo desde un mayor acercamiento a las necesidades y a los requerimientos existentes. En concreto, se organiza en torno a tres ideas fundamentales: la personalización de servicios prestados con agilidad y eficacia, que permitan una intervención anticipatoria para atender las necesidades de las personas demandantes de empleo, empresas y familias, la gestión integrada de los instrumentos que posibilite un mejor aprovechamiento de los programas de políticas activas de empleo, y la cooperación con otros agentes del mercado de trabajo dando respuesta a las necesidades del territorio.

La organización de los dispositivos existentes se estructura en base a unidades de ámbito supramunicipal, en las que se agrupan los instrumentos que prestan servicios a personas demandantes de empleo, empresas y familias. Esta organización, basada en Áreas Territoriales de Empleo (ATES), promueve el desarrollo local y económico, y apoya el proceso para la adopción de decisiones sobre políticas activas de empleo en su zona de influencia.

Las ATES agrupan centros de distinta tipología en función de los servicios a prestar y de los recursos humanos que les corresponden y se constituyen tomando como elemento de referencia las Oficinas del Servicio Andaluz de Empleo.

El Área Territorial de Empleo se configura como el marco geográfico de acceso a los servicios y la atención continuada a personas demandantes de empleo, empresas, futuras personas empleadoras, otras Administraciones y a las familias, que permite aportar la información necesaria para una adecuada planificación, ejecución y evaluación de las políticas activas de empleo en el territorio.

La ordenación de los recursos y servicios existentes en las áreas territoriales de empleo se dirige a la consecución de los siguientes fines:
Atender de forma personalizada las necesidades y demandas de trabajadores, empresas y población general.
Aproximar y prestar servicios ajustados a la especificidad de cada territorio.
Facilitar el acercamiento a las Corporaciones locales y otros agentes locales.
Promover la calidad, eficacia y eficiencia integral de los instrumentos dedicados a la gestión del empleo.
Favorecer la coordinación con dispositivos territoriales de otras Consejerías y entidades instrumentales de la Junta de Andalucía.
Conocer las características socioeconómicas de los territorios para obtener información veraz sobre las singularidades de los mismos, de forma que sirva de fuente en la planificación de las políticas activas de empleo.

Las Áreas Territoriales de Empleo funcionan como unidades administrativas a las que les corresponde pautar la actuación de los Centros de Empleo, las Oficinas de Empleo y las Oficinas Locales de Empleo, impulsando la aplicación de las políticas activas de empleo, en su zona de influencia, y asistiendo la toma de decisiones relativas a las mismas, así como la coordinación con el resto de dispositivos.

Este modelo de gestión de las Políticas de empleo es un claro ejemplo de seguimiento del principio de gobernanza, ya que en su definición tienen participación todos los agentes que están en relación con el mismo, desde el territorio hasta las Direcciones Provinciales y los Servicios Centrales del Servicio Andaluz de Empleo.

Al frente de cada Área Territorial de Empleo existe una persona responsable de la dirección que ejerce las funciones encomendadas a la misma. Estas personas a las que nos estamos refiriendo son los Directores y las Directoras de las ATES, cuarenta y cinco profesionales que actúan como referentes en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

 

CONVENIOS COLECTIVOS Y ACUERDOS







II. DECRETO-LEY 4/2013, DE 2 DE ABRIL, POR EL QUE SE MODIFICA LA LEY 4/2002, DE 16 DE DICIEMBRE, DE CREACIÓN DEL SERVICIO ANDALUZ DE EMPLEO.


ANÁLISIS

·     Rango: Decreto-ley
·     Fecha de disposición: 02/04/2013
·     Fecha de publicación: 03/04/2013
·     Entrada en vigor: 3 de abril de 2013.
Referencias anteriores
·     MODIFICA los arts. 3 y 8.3 de la Ley 4/2002, de 16 de diciembre (Ref. BOE-A-2003-707).
·     DE CONFORMIDAD con los arts. 47.1 y 110 del Estatuto aprobado por Ley Orgánica 2/2007, de 19 de marzo de 2007 (Ref. BOE-A-2007-5825).
·     CITA:
o    Decreto 149/2012, de 5 de junio (BOJA, núm. 115, del 13).
o    Decreto 3/2012, de 5 de mayo (BOJA, núm. 88, del 7).
MATERIAS
·     Andalucía
·     Organización de las Comunidades Autónomas
·     Servicios Públicos de Empleo
Los desajustes del mercado de trabajo provocados, tanto por factores estructurales del cambio socioeconómico, como por los derivados de la actual crisis económica han tenido como uno de sus efectos más visibles la destrucción de empleo.
En este contexto, la formación profesional para el empleo, que tiene por objeto facilitar a los trabajadores, ocupados y desempleados, una formación ajustada a las necesidades del mercado de trabajo y que atienda a los requerimientos de competitividad de las empresas, a la vez que satisfaga las aspiraciones de promoción profesional y desarrollo personal de los trabajadores, se configura como un elemento clave para la mejora de la empleabilidad de las personas trabajadoras ocupadas y desempleadas y como herramienta fundamental para impulsar la reactivación económica y la generación de empleo.
Los actuales problemas económicos y sus repercusiones en el mercado de trabajo, vienen a confirmar, como medida de extraordinaria y urgente necesidad, la necesidad inaplazable de culminar el traspaso de las competencias en materia de formación profesional para el empleo tal y como establece el Decreto del Presidente 3/2012, de 5 de mayo, de la Vicepresidencia y sobre reestructuración de Consejerías, cuyo artículo 6 atribuye a la Consejería de Educación las competencias en materia de formación profesional para el empleo desempeñadas por la entonces Consejería de Empleo a través del Servicio Andaluz de Empleo, de conformidad con la Ley 4/2002, de 16 de diciembre, de creación del Servicio Andaluz de Empleo y con la disposición transitoria tercera del citado Decreto del Presidente 3/2012, de 5 de mayo.
Con objeto de hacer efectivo el traspaso de competencias mencionado, es preciso modificar la Ley 4/2002, de 16 de diciembre, suprimiendo la formación profesional para el empleo del elenco de funciones del Servicio Andaluz de Empleo. Asimismo, se suprimen del ámbito del Servicio Andaluz de Empleo, las competencias en materia de trabajadores y trabajadoras autónomos, atendiendo a lo dispuesto en el artículo 12 en relación con la disposición transitoria tercera del Decreto 149/2012, de 5 de junio, por el que se regula la estructura orgánica de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo.
En su virtud, haciendo uso de las facultades conferidas en los artículos 47.1 y 110 del Estatuto de Autonomía para Andalucía, a propuesta del Consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, y de conformidad con lo previsto en el artículo 27.3 de la Ley 6/2006, de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, previa deliberación del Consejo de Gobierno en su reunión del día 2 de abril de 2013,
D I S P O N G O
Artículo único. Modificación de la Ley 4/2002, de 16 de diciembre, de creación del Servicio Andaluz de Empleo.
Se modifica la Ley 4/2002, de 16 de diciembre, de creación del Servicio Andaluz de Empleo, en la forma que se indica a continuación:
Uno. El artículo 3 queda redactado de la siguiente manera:
«Artículo 3. Funciones del Servicio Andaluz de Empleo.
El Servicio Andaluz de Empleo, como Servicio Público de Empleo de la Comunidad Autónoma, tiene como objetivos específicos el ejercicio de las competencias en materia de empleo y, en particular, las siguientes: fomento del empleo, orientación e información, prospección, registro de demanda e intermediación en el mercado de trabajo y, para ello, este organismo ejerce las siguientes funciones:
1.ª Elaboración de los anteproyectos de los planes de empleo.
2.ª La planificación, gestión, promoción y evaluación de los distintos programas y acciones para el empleo, competencia de la Comunidad Autónoma, y en particular los siguientes:
a) Los relativos a fomento del empleo.
b) La orientación e información profesional y las acciones de apoyo para la mejora del empleo.
c) La intermediación laboral, el registro de demandantes de empleo, la recepción de comunicación de contratos y la gestión de la red Eures en Andalucía.
d) La coordinación con la Consejería competente en materia de formación profesional para el empleo para el desarrollo de las funciones de intermediación laboral y el conjunto de programas y medidas de orientación y formación, al objeto de mejorar las posibilidades de acceso al empleo, adaptación de la formación y recualificación.
e) La prospección del mercado de trabajo y la difusión de información sobre el mercado laboral.
f) La colaboración con los medios de comunicación de masas tanto para promocionar los distintos planes de empleo como para transmitir valores culturales y éticos que estimulen la cantidad y calidad del empleo.
g) La autorización de la condición de centros colaboradores o asociados a aquellas entidades que participen en la ejecución de actividades que sean competencia del Servicio Andaluz de Empleo, así como la autorización y demás competencias sobre las agencias de colocación que actúen en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
h) La promoción y el desarrollo del empleo local, atendiendo a las necesidades específicas de cada territorio y en coordinación con las Administraciones Locales.
3.ª La resolución de las convocatorias de ayudas y subvenciones y la suscripción de convenios de colaboración, referentes a las competencias gestionadas por el Servicio Andaluz de Empleo.
4.ª La asistencia técnica a los distintos órganos de la Administración de la Junta de Andalucía y a los de otras Administraciones Públicas, cuando sea requerido para ello, en materia de empleo.
5.ª Cuantas otras funciones le sean encomendadas por cualquier norma o acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía o aquellas que, en un futuro, pudieran ser transferidas a la Junta de Andalucía en materia de política de empleo, a excepción de las referidas a formación para el empleo.»

Dos. El apartado 3 del artículo 8 queda redactado de la siguiente manera:
«3. Corresponderá al Consejo de Administración:
a) Aplicar los criterios de actuación del Servicio Andaluz de Empleo, de conformidad con las directrices de la Consejería competente en materia de empleo.
b) Elaborar las propuestas de planes y programas para el empleo, para su oportuna tramitación.
c) Conocer los nombramientos de los titulares de los órganos de Gobierno del Servicio Andaluz de Empleo.
d) Aprobar el borrador de anteproyecto del Presupuesto del organismo.
e) Aprobar la Memoria anual y las cuentas anuales.
f) Elevar al titular de la Consejería competente en materia de empleo la propuesta de los proyectos de las disposiciones de carácter general y aquellas que regulen los criterios de concesión de ayudas y los Convenios de colaboración relativos a las materias competencia del Servicio Andaluz de Empleo.
g) Elevar al Consejero competente en materia de empleo la propuesta de estructura de los servicios administrativos del Servicio Andaluz de Empleo.
h) Elaborar los criterios para la adquisición o pérdida de la condición de entidad que colabora con las funciones propias del Servicio Andaluz de Empleo, en el marco de la normativa legal que resulte de aplicación.
i) Informar sobre adquisición y pérdida de la condición de entidad colaboradora del Servicio Andaluz de Empleo en su función de intermediación.
j) Proponer al titular de la Consejería competente en materia de empleo la presentación de proyectos a la Unión Europea, relativos a las materias competencia del Servicio Andaluz de Empleo.
k) La articulación de los mecanismos necesarios para garantizar la coordinación con la Consejería competente en materia de formación profesional para el empleo para el desarrollo de las funciones de intermediación laboral y el conjunto de programas y medidas de orientación y formación, al objeto de mejorar las posibilidades de acceso al empleo, adaptación de la formación y recualificación.
l) El seguimiento y la evaluación de las actividades realizadas en las materias específicas del Servicio Andaluz de Empleo.
m) Proponer cuantas medidas considere necesarias para el mejor cumplimiento de los fines del organismo.
n) Cualesquiera otras competencias que le sean atribuidas por la normativa aplicable o estatutariamente.»

Disposición adicional única. Consejo Andaluz de Formación Profesional.
1. En el plazo máximo de dos meses, contados a partir de la publicación del presente Decreto-ley, la Consejería competente en materia de formación profesional para el empleo, iniciará los trámites para llevar a cabo la modificación del Decreto 451/1994, de 15 de noviembre, por el que se crea el Consejo Andaluz de Formación Profesional, con objeto de favorecer la integración de los dos subsistemas de formación profesional existentes en colaboración con los agentes económicos y sociales.
2. El Consejo Andaluz de Formación Profesional queda adscrito a la Consejería competente en materia de formación profesional para el empleo y la Presidencia será asumida por su titular con carácter permanente a partir de la entrada en vigor del presente Decreto-ley.
3. En el plazo de dos meses desde la entrada en vigor de la modificación del Decreto 451/1994, de 15 de noviembre, a que se refiere el apartado 1, se aprobará el Reglamento de organización y funcionamiento del Consejo Andaluz de Formación Profesional.

Disposición transitoria primera. Procedimientos en materia de subvenciones y ayudas.
Los órganos de la Consejería competente en materia de formación profesional para el empleo concluirán, en todas sus incidencias y trámites, los procedimientos relativos a subvenciones y ayudas en materia de formación profesional para el empleo, iniciados con anterioridad a la entrada en vigor de este Decreto-ley, incluyendo la iniciación y conclusión de los de reintegro y sancionadores por infracciones en relación con dichas subvenciones y ayudas.
A tal efecto, el Servicio Andaluz de Empleo remitirá a la Consejería competente en materia de formación profesional para el empleo los expedientes en tramitación, en el estado en que se encuentren, para su continuación y resolución.

Disposición transitoria segunda. Adscripción de personal y puestos de trabajo.
Hasta tanto se aprueben las modificaciones de las relaciones de puestos de trabajo a que se refiere la disposición final cuarta, y sin perjuicio de los puestos de trabajo que pasen a depender definitivamente de la Consejería de Educación, a la fecha de entrada en vigor del presente Decreto-ley pasarán a depender provisionalmente de la Consejería de Educación, los puestos de trabajo, y el personal funcionario y laboral que los ocupa, que en la vigente Relación de Puestos de Trabajo corresponden al Servicio de Análisis y Planificación de la Formación para el Empleo, Servicio de Gestión y Programación de la FPO, Servicio de Centros, Programas Formativos y Formación Continua y Servicio de Programas de Empleo; todos ellos en los servicios centrales del Servicio Andaluz de Empleo; así como a los Servicios de Formación para el Empleo y Departamentos de Escuelas Taller (escuelas taller, casas de oficio y talleres de empleo), y a los Centros de Formación Profesional adscritos a las Direcciones Provinciales del Servicio Andaluz de Empleo.

Disposición final primera. Régimen de subrogación de derechos y obligaciones de contenido económico.
1. La hacienda de la Junta de Andalucía quedará subrogada en los derechos y obligaciones de contenido económico de titularidad del Servicio Andaluz de Empleo derivados del ejercicio de las competencias en materia de formación profesional para el empleo.
2. La tramitación de los procedimientos para hacer efectivos dichos derechos y el cumplimiento de las referidas obligaciones se llevará a cabo por los órganos que correspondan de las consejerías competentes en materia de hacienda y de formación profesional para el empleo.

Disposición final segunda. Consorcios Escuelas de Formación y convenios en materia de formación profesional para el empleo.
La Consejería de Educación asumirá la posición jurídica de la Administración de la Junta de Andalucía en los Consorcios Escuela de Formación y en los convenios en materia de formación profesional para el empleo suscritos por el Servicio Andaluz de Empleo.

Disposición final tercera. Adscripción de bienes y subrogación en derechos y obligaciones derivados de contratos.
1. Se adscriben a la Consejería de Educación los bienes que a la entrada en vigor del presente Decreto-ley se encuentren afectos a los servicios de formación para el empleo.
2. La Consejería de Educación y el Servicio Andaluz de Empleo determinarán, siempre que su objeto tenga relación con la formación profesional para el empleo, los contratos en los que se subrogará aquélla, en el plazo máximo de un mes desde la aprobación del presente Decreto-ley.
3. La Consejería de Hacienda y Administración Pública velará por el cumplimiento de lo establecido en los apartados anteriores.

Disposición final cuarta. Habilitación para la ejecución.
Se habilita a la Consejería de Hacienda y Administración Pública a realizar las modificaciones necesarias para adecuar las relaciones de puestos de trabajo correspondientes a la Consejería de Educación, al Servicio Andaluz de Empleo, y, en su caso, a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo.
Asimismo, se habilita a la Consejería de Hacienda y Administración Pública para la realización de supresiones, transferencias y modificaciones de créditos necesarios para el cumplimiento de lo previsto en este Decreto-Ley.

III. PRINCIPIOS, FUNCIONES Y SERVICIOS DEL SERVICIO ANDALUZ DE EMPLEO ESTATUTOS DEL SAE


QUÉ ES EL SERVICIO ANDALUZ DE EMPLEO

El Servicio Andaluz de Empleo es el órgano gestor de las políticas de empleo de la Junta de Andalucía.

Este Servicio Público de empleo es un organismo autónomo de carácter administrativo de la Junta de Andalucía adscrito a la Consejería de Empleo.

El SAE posee personalidad jurídica y patrimonios propios, así como autonomía administrativa y financiera.


PRINCIPIOS

Los principios de organización y funcionamiento que rigen el SAE se desprenden del convencimiento de que es posible mejorar, mediante la gestión de las políticas de empleo, las condiciones sociales y económicas de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

En este sentido, la Administración Pública tiene una clara responsabilidad que traducirá en una gestión transparente, ágil y eficaz y en el establecimiento de cauces para la participación de los agentes económicos y sociales de Andalucía.

Los principios que guían el Servicio Andaluz de Empleo se concretan en los siguientes:

Igualdad de oportunidades: Garantizar la no discriminación por razón de sexo, raza, edad, estado civil, lengua, religión, origen, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.La igualdad de oportunidades desde el SAE ha de entenderse como la aplicación de medidas que favorezcan a determinados colectivos desfavorecidos como las mujeres, los parados mayores de 45 años, las personas discapacitadas y las jóvenes generaciones. Se utilizarán criterios de discriminación positiva que reequilibren las desigualdades existentes en el mercado laboral.

Participación de los agentes sociales y económicos: La creación del SAE ha sido en sí misma un ejercicio de participación de los protagonistas del mercado laboral: trabajadores y empresarios.Esta cooperación queda recogida en la Ley de creación del Servicio Andaluz de Empleo que establece la participación de los agentes sociales y económicos a través de la presencia en el Consejo de Administración y en el Consejo Asesor de los representantes de los trabajadores y de los empresarios.

Atención gratuita, universal y personalizada: La gratuidad y universalidad responden a que el SAE es un organismo autónomo de carácter público y que está al servicio de todos los ciudadanos.La atención personalizada hace especial referencia a la adaptación de las actuaciones del Servicio Andaluz de Empleo a las necesidades reales del ciudadano andaluz.

Racionalización, simplificación, eficacia y eficiencia de su organización y funcionamiento: El SAE, con el traspaso de competencias en materia de política activa de empleo, asumirá la responsabilidad de desarrollar mecanismos y procedimientos que incidirán en proporcionar una atención más eficiente y eficaz a los ciudadanos. Agilizar, simplificar y racionalizar los servicios prestados y aproximar la información a los ciudadanos serán unos de los principios de funcionamiento de la gestión ofrecida por el SAE.

Solidaridad territorial: Con este principio se persigue, al igual que el de igualdad de oportunidades, el apoyo a aquellos territorios más desfavorecidos desde el punto de vista socioeconómico.La Comunidad Autónoma de Andalucía presenta contrastes y disparidades territoriales que deben ser consideradas en la planificación de las líneas de actuación del SAE.

Transparencia del mercado de trabajo: La transparencia del mercado de trabajo es sinónimo de igualdad de oportunidades, de equidad y de justicia.

El SAE ha de contribuir de manera activa a crear un mercado transparente que permita disponer a quienes lo necesitan de la información más relevante en materia de empleo en el momento y lugar precisos. Con este objetivo se plantearán los sistemas de prospección, información y orientación e intermediación laboral.

Integridad, complementariedad y coordinación de la gestión de la política de empleo: La necesidad de ofrecer a los ciudadanos y a las empresas respuestas únicas y coherentes con sus necesidades y demandas es el fin por el que el SAE desarrolla un modelo de gestión de la política de empleo capaz de ofrecer soluciones integrales.

Calidad del servicio para trabajadores y empresas: Determinar el concepto genérico de calidad del servicio pasa por comparar los resultados que los ciudadanos esperan recibir del Servicio Andaluz de Empleo y los realmente obtenidos.

Con objeto de ofrecer una óptima calidad del servicio, el SAE basa su gestión en el respeto a los usuarios y en la implantación de la mejora continua, a partir de la utilización del conocimiento de las necesidades de los ciudadanos y de las tecnologías de la información y de las comunicaciones. Todas, acciones dirigidas a construir una Administración ágil y útil para los andaluces.

Fomento a la innovación en Políticas Activas de Empleo: La calidad de un servicio público de empleo también se muestra a través de su capacidad de innovación y adaptación a los requerimientos del mercado de trabajo. Esto se traduce en un esfuerzo dirigido a la incorporación de las nuevas tecnologías y de nuevas formas de organización para la gestión y búsqueda de fórmulas creativas para la instrumentación de las políticas activas de empleo.

Coordinación con otros Organismos y Administraciones Públicas: La agilidad de respuesta de los servicios públicos de empleo regionales requiere instrumentos de colaboración que posibiliten su correcta vertebración.

La gestión de políticas activas de empleo implica el intercambio sistemático de información entre las diferentes unidades gestoras, entre las diferentes administraciones competentes y entre la administración y el ciudadano.

FUNCIONES

Las funciones del Servicio Andaluz de Empleo son las específicas del ejercicio de sus competencias en materia de empleo y cualificación profesional y, en particular, las siguientes: fomento del empleo, formación para el empleo, orientación e información, prospección, registro de las demandas de empleo e intermediación en el mercado de trabajo. Para ello, este organismo ejerce, de acuerdo con la Ley de creación, las siguientes funciones:

Elaboración de los anteproyectos de los Planes de Empleo: Éstos se confeccionarán de acuerdo con la Estrategia Europea por el Empleo y los acuerdos autonómicos de concertación social. Asimismo, habrán de contribuir a la coordinación de los Planes Nacionales de Empleo.

Planificación, gestión y evaluación de las Políticas de Empleo en Andalucía: 
En particular de las siguientes:

Las relativas al fomento del empleo.

Las relativas a la formación para el empleo, la coordinación y planificación de los centros propios o consorciados, así como el ejercicio de las funciones de carácter nacional que puedan responder a éstos en su materia.

La prospección del mercado de trabajo y la difusión de información sobre el mercado laboral.

La intermediación laboral, el registro de demandantes de empleo, la recepción de la comunicación de contratos, así como la gestión de la red EURES en Andalucía.

La orientación e información profesional y las acciones de apoyo para la mejora de la cualificación profesional y el empleo.

Las relativas al fomento de vocaciones empresariales, la formación de emprendedores y pequeños empresarios, el fomento del autoempleo y la difusión de la cultura empresarial.

La autorización de la condición de Centros Colaboradores o Asociaciones a aquellas entidades que participen en la ejecución de actividades competencia del SAE, así como la autorización de las Agencias de Colocación que actúen en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

La promoción y el desarrollo del empleo local, atendiendo a las necesidades específicas de cada territorio y en coordinación con las Administraciones locales.

Resolución de Ayudas Públicas derivadas de las Políticas de Empleo: La resolución de las convocatorias de ayudas y subvenciones y la suscripción de convenios de colaboración referentes a las competencias gestionadas por el SAE.

Asistencia a los distintos órganos de la Junta de Andalucía en materia de empleo: Esta asistencia técnica se ofrecerá también a otras Administraciones Públicas, cuando sea requerido para ello, tanto en materia de empleo como de formación profesional para el empleo.

Cuantas otras funciones le sean encomendadas por cualquier norma o acuerdo del Gobierno de la Junta de Andalucía: o aquellas que en un futuro pudieran ser transferidas en materia de política de empleo.

SERVICIOS

El Servicio Andaluz de Empleo desarrolla su actividad en torno a la prestación de diez servicios a los ciudadanos, empresas, agentes sociales y entidades públicas y privadas:

Orientación e Inserción 
Formación Profesional Ocupacional. 
Acciones de Empleo y Formación. 
Fomento del Empleo. 
Autoempleo. 
Intermediación Laboral. 
Reconocimiento de Cualificaciones. 
Prospección, Investigación, Estudios, Difusión y Estadísticas. 
Programas Comunitarios. 
Apoyo al Desarrollo Local.


Nota: el área referida a las Prestaciones no es susceptible, en estos momentos de ser transferida a las Comunidades Autónomas.

Todos los servicios del SAE tienen en común la atención personalizada, la utilización de las nuevas tecnologías y la agilidad y el dinamismo.

ORIENTACIÓN E INSERCIÓN

Los objetivos básicos de este servicio son:

Asesorar e informar acerca de la elección profesional, itinerarios formativos, posibilidades reales de empleo, técnicas de búsqueda de empleo o la creación del propio empleo.

Facilitar la adecuada incorporación de las personas al servicio de intermediación y su acceso a los demás programas de empleo.

Asentada en un modelo personalizado de actuación y en el principio de igualdad de oportunidades, el área de Orientación e Inserción presta especial atención a aquellas personas con mayor dificultad para acceder a un puesto de trabajo (personas con riesgo de exclusión, jóvenes que buscan su primer empleo, mujeres que regresan al mercado laboral, parados de larga duración y personas discapacitadas).

Dado el importante papel que desempeña este servicio dentro del SAE, éste debe contar con instrumentos que permitan el desarrollo de itinerarios de inserción, asesoramiento especializado, el acompañamiento a la inserción, el desarrollo de experiencias profesionales para el empleo o la inserción a través del empleo.

En este sentido, el SAE ya cuenta con la experiencia de una red estable e interconectada de Servicios de Orientación Profesional Andalucía Orienta distribuido por las ocho provincias andaluzas.

FORMACIÓN PROFESIONAL OCUPACIONAL

Ésta es una de las políticas activas de empleo, que tiene como objetivo ofrecer a los demandantes una cualificación o recualificación acorde con los requerimientos del mercado laboral, facilitando de esta forma el acceso al mercado de trabajo.

El servicio se dirige fundamentalmente a aquellos colectivos que tienen especiales dificultades de incorporación al mercado de trabajo y permite la adecuación de la demanda y la oferta de mano de obra cualificada.

La actual sociedad de la información y el conocimiento plantea, en este punto, un doble reto:

La expansión de la formación relativa al empleo de las TIC.

La utilización de nuevos entornos de aprendizaje que favorezcan la autonomía, la flexibilidad, la interconexión de las materias y la progresiva relación entre los centros de conocimientos.

Para alcanzar estos objetivos habrá que avanzar en la implementación de mecanismos que permitan una formación a distancia basada en las TIC, que combine los distintos elementos, el aprendizaje presencial y a distancia, los contactos a tiempo real (videoconferencias o chats) y los contactos diferidos (tutores, foros de debate, correo electrónico, etc.).

En este mismo sentido, a través de las nuevas tecnologías y de la red andaluza de profesionales de la formación, se ofrece apoyo a estos profesionales y un espacio de información, formación e intercambio.

ACCIONES DE EMPLEO Y FORMACIÓN

Servicios centrados en la promoción de acciones que, combinando la formación teórica con experiencias laborales prácticas, contribuyen a incrementar la empleabilidad de las personas desempleadas que carecen de un oficio, además de reportar un beneficio social a la comunidad. Este objetivo es el que persiguen programas como Experiencias Mixtas de Empleo y Formación, Escuelas Taller, Casas de Oficios o Talleres de Empleo.

El SAE potenciará nuevas estrategias para esta área de Empleo-Formación:

       Tutorización de proyectos empresariales.
Simulación de empresas.Extensión a otros colectivos desempleados.Relación con otras políticas de empleo.



FOMENTO DEL EMPLEO

El SAE fomentará el empleo desde una doble vertiente:

Incentivos a los empresarios dirigidos a impulsar el empleo estable de los colectivos con mayores dificultades de acceso al mercado laboral.

Ayudas a la contratación que permitan a quienes no pueden alcanzar un puesto de trabajo normalizado el acceso a un contrato laboral.

Estos esfuerzos se concentrarán en la pequeña y mediana empresa y en los colectivos con más dificultades. Igualmente se apoyarán aquellas fórmulas que promuevan la renovación generacional dentro de las empresas, la reorganización del tiempo de trabajo y el uso de otras modalidades de contratación distintas a la temporal

AUTOEMPLEO

El tejido empresarial andaluz está caracterizado por la existencia de un gran número de microempresas y por oportunidades para nuevas creaciones. Por ello, impulsar el espíritu emprendedor y difundir la cultura empresarial es un objetivo prioritario para el Servicio Andaluz de Empleo para dar lugar a un mayor desarrollo empresarial andaluz y crear nuevas oportunidades a los demandantes de empleo, especialmente a los jóvenes universitarios y de la formación profesional y a las mujeres.

Las transformaciones experimentadas por la economía y la sociedad han generado nuevas necesidades y nuevas demandas. Para satisfacer esta demanda se precisa la realización de nuevas actividades que tienen su reflejo en el mercado laboral, lo que denominamos nuevos yacimientos de empleo. En este sentido, se apoyarán las iniciativas empresariales relacionadas con estos nuevos yacimientos. Para ello, se llevarán a cabo estrategias locales de empleo y el fomento de las nuevas tecnologías.

Por otro lado, la creación de centros, como el Centro Andaluz de Emprendedores, contribuirá a impulsar el desarrollo de nuevas ideas y de proyectos innovadores que estimulen la actitud emprendedora, además de servir de observatorio permanente del emprendedor.

La atención especial a las necesidades de los trabajadores autónomos debe ser otra línea de trabajo del SAE.

INTERMEDIACIÓN LABORAL

La intermediación es el lugar de encuentro de la oferta y la demanda de empleo. Es por ello que las actuaciones de esta área deben tener como referentes claves tanto a demandantes como a oferentes de empleo.

El papel hasta ahora desempeñado por la intermediación como mecanismo de ajuste del mercado de trabajo, será trascendental en el momento en que la propia transformación de este mercado imponga un cambio en los planteamientos actuales y requiera, ante la inexistencia de determinados demandantes, centrar la atención en los requerimientos específicos de los oferentes.

Esta área mantiene un importante peso específico desde el momento en que los servicios en que finalmente se concreta y que llegan al ciudadano son los que, de un modo más directo, ponen en contacto a oferentes con demandantes de empleo, realizando la labor de facilitadores de las contrataciones.

Por otra parte, se está preparando el desarrollo de un modelo propio de gestión de la intermediación laboral que posibilite una mayor atención al usuario. Lo que supondrá mayor nivel de información en los procesos de intermediación, mayor uso de las tecnologías de la información y la comunicación orientadas al usuario, mayor formación de los profesionales, mejores fuentes de información sobre el mercado de trabajo y fundamentalmente sobre los entornos locales, servicios más personalizados, comunicaciones más fluidas entre los departamentos de intermediación y orientación, mayor implicación de los oferentes de empleo y de los agentes sociales y mayor captación de empresas.

RECONOCIMIENTO DE LAS COMPETENCIAS

Para lograr una economía productiva y competitiva y unas relaciones laborales cada vez más ajustadas, es necesario incidir en el reconocimiento de las cualificaciones. Esta área, aún no implantada por falta de regulación estatal, se configura como el ámbito idóneo para adecuar la demanda a la oferta de empleo, validando las competencias adquiridas a través de la formación y/o experiencia profesional adquirida.

En este sentido se habrán de desarrollar las siguientes funciones:

Mantener actualizado el inventario de cualificaciones profesionales que demanden los sectores productivos de Andalucía, y en su caso, proponer su inclusión en el Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales.

Establecer una metodología para la definición de las cualificaciones profesionales demandadas por los sectores productivos y que resulten como profesiones emergentes derivadas de estudios de prospectiva laboral, así como definir las directrices para la elaboración de los panes formativos.

Elaborar un sistema de acreditación profesional, así como su correspondencia y convalidación de modo que permitan capitalizar todas las competencias adquiridas, incluida la experiencia laboral.

Sin duda, será una herramienta poderosa para la adecuada calificación profesional de los demandantes de empleo. El avance en estos reconocimientos también facilitará la movilidad geográfica en el territorio de la Unión Europea.

PROSPECCIÓN, INVESTIGACIÓN, ESTUDIOS, DIFUSIÓN Y ESTADÍSTICAS

Esta área es un instrumento estratégico al servicio de las políticas activas de empleo, dado que, mediante el uso de las nuevas tecnologías, se pueden predecir los posibles desajustes que se produzcan en el mercado de trabajo andaluz, y, por lo tanto, anticiparnos al ellos y/o corregirlos a través de la implantación de planes y actuaciones específicas a favor del empleo.

El área de prospección, investigación, estudios, difusión y estadísticas se configura como un marco estructurado para el análisis de la situación y funcionamiento del mercado de trabajo, a través de unos dispositivos de observación y predicción en aras a lograr una mayor adecuación de la oferta y la demanda del tejido productivo y ayude a la toma de decisiones, la propuesta y formulación dinámica de las Políticas Activas de Empleo.

PROGRAMAS COMUNITARIOS

El SAE deberá participar y aprovechar todos aquellos programas e iniciativas de la Unión Europea en materia de empleo y recursos humanos que puedan ser incorporados como nuevos programas de políticas de empleo. Ejemplo de ellos son "Andalucía Orienta" o la red de centros VIVEM del Instituto Andaluz de la Mujer que nacieron en anteriores iniciativas comunitarias.

Actualmente, para este periodo y hasta el 2006, la Iniciativa Comunitaria en materia de empleo es EQUAL y el programa comunitario de mayor interés es Leonardo Da Vinci.

EQUAL: La Iniciativa Comunitaria EQUAL se enmarca dentro de la Estrategia Europea por el Empleo, así como dentro de la estrategia integrada a escala comunitaria, encaminada a favorecer y estimular la creación de puestos de trabajo y garantizar la igualdad de oportunidades para todos en su acercamiento e integración en el mercado laboral.

La importancia de esta iniciativa estriba en su vocación de constituir un laboratorio que, a través de la cooperación nacional y transnacional, sirva para diseñar y probar soluciones a los problemas de exclusión del mercado de trabajo y la lucha contra la discriminación.

Por otra parte y como elemento innovador, establece un mecanismo particular de la gestión de proyectos, constitución en Agrupaciones de Desarrollo, integradas por una pluralidad de actores como las Administraciones Públicas, empresarios y organizaciones sindicales, universidades, organizaciones sin ánimo de lucro..., con el objetivo de lograr un mayor grado de conexión entre redes locales y regionales, así como una mayor colaboración en la difusión y transferencia de resultados.

Leonardo Da Vinci: Este programa persigue la promoción de una Europa del Conocimiento, mediante la creación de un espacio europeo de cooperación en materia de formación profesional, el apoyo de las políticas de aprendizaje y el desarrollo de los conocimientos, aptitudes y competencias inherentes a una inserción profesional de éxito.

Desde este enfoque, se tiene particularmente en cuenta a las personas desfavorecidas en el mercado laboral, así como las prácticas que faciliten su acceso al empleo, el fomento de la igualdad de oportunidades y la lucha contra la discriminación.

APOYO AL DESARROLLO LOCAL

La importancia del ámbito local estriba en las oportunidades existentes tanto dentro de la región como en la captación de iniciativas externas que pueden dar origen a nuevos proyectos empresariales y a la creación de empleo. Por ello, se hace necesario arbitrar medidas para facilitar la existencia de un entorno administrativo y prestador de servicios en el territorio.

Con este objetivo, se han puesto en marcha las Unidades Territoriales de Empleo y Desarrollo Local y Tecnológico (UTEDLTs) para contribuir al desarrollo socioeconómico de cada una de las zonas de Andalucía. Éstas centran sus actuaciones en cada territorio para potenciar, promocionar e impulsar su actividad económica y generar empleo.

En resumen, las funciones de las UTEDLTs se centran en informar y divulgar los programas y actuaciones que se lleven a cabo por la Unidad, realizar tareas de prospección del mercado de trabajo, promocionar el autoempleo, dinamizar y potenciar los recursos del entorno, contribuir a la mejora de la competitividad de las pequeñas empresas y del tejido empresarial existente en cada zona a través de un mayor desarrollo tecnológico y, por último, funcionar como sede de registro administrativo para facilitar el acceso de los servicios de que dispone la Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico.

La red de las 114 UTEDLTs retenden reforzar la dimensión local apostando por la solidaridad y equilibrio territorial en la lucha contra el desempleo llevando a cabo actuaciones que persigan la igualdad de oportunidades, la inclusión social, el desarrollo económico, la innovación y la sociedad de la información.

Esta red ya existente se desarrollará con las nuevas políticas de empleo y convivirá con la futura red de Oficinas de Empleo del SAE.








Recibe nuestros materiales gratuitos

* indicates required

ADVERTENCIA. Todos los materiales, temarios, test… expuestos en esta página han sido enviados por usuarios de la web o de libre acceso. En ningún caso consta que estén protegidos por derechos de propiedad intelectual, puesto que provienen de materiales personales o de páginas gratuitas, en las que no se informaba de tal hecho, y se ofrecían de forma pública. En todo caso, si existe un titular de los derechos intelectuales sobre estos materiales, sobre cuya existencia no hemos sido informados, y desea que sean retirados, basta con que nos informe por medio del correo electrónico.